Las Ciencias

¿Qué es el número cero?

¿Cómo es el calendario maya?

 

 

 


¿Cómo contaban los mayas?

Los mayas conocían bien la matemática. Al igual que nosotros podían sumar, restar y escribir números muy grandes.
¿Te has fijado que nosotros sólo usamos diez números? Son: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, y 9 y por eso se le conoce como sistema decimal. Para escribir números muy grandes repetimos los mismos diez números. Por ejemplo: 36,865. Es un número muy grande, pero siempre usamos una combinación de los mismos diez números. En este caso son el 3, el 6, el 8 y el 5.
El sistema de los mayas era muy diferente al nuestro. Ellos no usaban los números tal como los conocemos nosotros, sino otros símbolos. Sólo tenían tres símbolos, que son: un punto (que representa la unidad 1); una barra (que representa cinco unidades) y un dibujo parecido a una concha y que representa el número cero. Con estos tres símbolos, los mayas podían escribir números muy largos ¡hasta los millones!

Números mayas
 
 

¿Qué sistema matemático usaban los mayas?

Sistema vigesimal
Los mayas no usaban el sistema decimal, es decir, no contaban en unidades de diez, sino en unidades de veinte por lo que el sistema que utilizaban se conoce como vigesimal. Puede ser que nuestro sistema decimal esté basado en los diez dedos de las manos. Bien, ¡los mayas tomaron en cuenta también los dedos de los pies! Con los puntitos y barras, los mayas podían contar hasta el número 19. Si incluimos el número 0 podemos decir que son veinte números. Después de esto debían repetir los mismos números, pero no lo hacían como nosotros, de izquierda a derecha, sino de abajo para arriba. Esto nos puede parecer un poco raro, pero para ellos era muy normal: ¡así es como crecen las plantas!
 

¿Qué es el número cero?

El número cero es algo muy raro, porque es nada. Tener cero galletas es no tener ninguna. Pero el número cero es importante en la matemática, porque simboliza la “nada” o el “vacío”.
Imagínate que no conociéramos el número cero. Tu maestra te da tres confites, comes dos de ellos y regalas uno a tu compañero y de repente la maestra te pregunta cuántos confites te quedan. ¿Tu respuesta? ¡Ninguno! En otras palabras: cero. Para sumar y restar correctamente, necesitamos el número cero.
En realidad, los mayas descubrieron el concepto del cero mucho tiempo antes de que a otras personas se les ocurriera la misma idea. Y es algo muy especial, porque el numero cero es bastante complicado.
Cero
Para los mayas no sólo significaba “nada”. También significaba ¡que no faltaba nada! Es algo difícil, pero imagínate que acabas de comer mucho: ¡tienes cero de hambre! O sea: no te falta nada…
 

¿Los mayas observaron las estrellas?

cObservatorio maya
Nuestros antepasados fueron grandes astrónomos. Estudiaban las estrellas todas las noches y sabían exactamente cuándo y dónde aparecerían. Las estudiaban desde edificios especiales llamados Observatorios, muy altos y con una puerta o ventana abierta para poder observar el cielo y ver bien las estrellas y los planetas. Colgaban unos palos cruzados en la ventana y de esta forma situaban cada estrella en comparación con las demás. Cada noche apuntaban la hora y la posición de las estrellas y después de hacerlo por unos años, podían predecir exactamente qué estrella aparecería y a qué hora. Lo mismo hacen los astrónomos de hoy, pero la gran diferencia es que los mayas de aquel entonces no tenían las finas herramientas con que hoy contamos. Sólo usaban sus ojos y tenían mucha, mucha paciencia.
Los mayas creían que toda la vida estaba relacionada con los planetas y las estrellas. O sea, la vida en la Tierra es como un reflejo del curso de los planetas. Creían que un niño nacido en tal fecha adquiría las características de este día. Cualquier cosa que hiciesen dependía de los planetas. Por ejemplo, no podían sembrar la milpa cualquier día. No, todo dependía de los planetas. Las estrellas y los planetas eran divinos para los mayas. Cada planeta estaba representado por su propio dios o diosa. Recuerda que los mayas tenían un dios del sol, una diosa de la luna, un dios que representa al planeta Venus y muchos más.
Glifo de la luna
 

¿Qué es un calendario?

Un calendario es un sistema para medir el tiempo. Nosotros medimos el tiempo en segundos, minutos, horas, días, semanas, meses y años. El calendario nos ayuda a planificar nuestros eventos y a ubicarnos en el tiempo, tanto en el pasado, como en el futuro. Imagínate que no tuviéramos un calendario: sería muy difícil decir cosas como: “Nos vemos el próximo martes”, o “me gustó mucho la Navidad del año 2006”.
Igual que el calendario maya, el nuestro también está relacionado con el curso de los planetas. Un mes, por ejemplo, es el tiempo que tarda la luna en girar alrededor de la Tierra y un año es el periodo que necesita la Tierra para girar alrededor del sol.
Día del Tzolk'in
Día del Tzolk'in
 
Hasta los nombres de la semana se refieren a los planetas:
Lunes – Luna
Martes – Marte
Miércoles – Mercurio
Jueves – Júpiter
Viernes – Venus
Sábado – Saturno
La excepción es “Domingo” que es un nombre que viene del latín y que significa “día del Señor”. Pero en otras idiomas el nombre se refiere directamente al planeta del sol, como en inglés: Sunday = día del sol.

 

¿Es diferente el calendario Maya?


Dos calendarios mayas juntos

Lo interesante es que el calendario maya es muy parecido al que usamos hoy. También tenían un sistema de días, meses y años, que duraban, igual a los nuestros, 365 días.
La gran diferencia es que los mayas no tenían un solo calendario, ¡sino tres! Uno de ellos se parece bastante al nuestro. Otro era un calendario sagrado que se usaba más que todo para eventos religiosos. Y también había un calendario conocido como “La Cuenta Larga”, y que usaban para referirse a eventos muy lejanos, tanto del pasado como del futuro.

Los mayas usaban los tres calendarios al mismo tiempo, por lo que el sistema resultaba bastante complicado, pero aún incluso los campesinos y los trabajadores no hacían nada sin consultar primero el calendario. ¡Imagínate organizar una boda en un día de mala suerte!

 

¿Cómo es el calendario maya?

El calendario maya más parecido al nuestro es el Haab, o calendario solar, que cuenta con dieciocho meses de veinte días cada uno. Pero como 18 x 20 es igual a 360 días, les faltaban cinco días para completar el año solar, así que los añadían al final y creían que estos cinco días traían mala suerte.

Cada uno de los veinte días del mes tiene su propio nombre y su propio dios o diosa. Que diferencia con nuestro calendario, ¡porque nosotros sólo tenemos siete nombres para los días!

Día del Tzolk'in
 

Sabías que…

Glifo de un número maya
Los mayas también tenían otra manera de escribir los números, con glifos que llevaban representaciones de las caras de los dioses, santos patronos de los números. Estos glifos sólo se usaban para fechas grabadas en altares, estelas y edificios porque era demasiado trabajo dibujar un glifo para sumar, por ejemplo, cuántas semillas de cacao debían pagar por una piel de jaguar.
Para los mayas, el número 3 era un número especial porque es el número de los tres niveles del universo: el cielo, el mundo donde vive la gente y el inframundo.

Numero 3
Número 9
También el número 9 era importante y está relacionado con la fertilidad, porque un embarazo tarda nueve meses y la semilla de maíz tarda nueve días en germinar.