La Arqueología

¿Son tesoros todos los artefactos?

¿Por qué Copán es un destino turístico?

 

 

 


¿Qué es la arqueología?

Arqueóloga trabajando
La arqueología es el estudio de como antes vivía la gente. Las personas que se dedican a la arqueología se llaman arqueólogos y éstos estudian cómo en el pasado se construían las casas, la escritura, el arte, la religión y muchas cosas más. No sólo quieren saber cómo vivía el rey y su familia sino también qué comían los campesinos y cómo se vestían las mujeres.
Los arqueólogos aprenden sobre el pasado investigando tanto los restos de edificios, como los artefactos hallados en ellos. Todo ello son restos de la antigua cultura. Pueden ser piezas de cerámica, huesos, edificios, murales o cualquier otra cosa. Los arqueólogos sólo pueden aprender algo de estos artefactos si los encuentran en el lugar exacto donde la gente de antes los dejó, o sea, en el sitio arqueológico. Si por ejemplo encuentran una pieza de cerámica en una antigua cocina, es claro que esta pieza pertenecía a algo que se usaba para cocinar. Una pieza sin documentación sobre su origen, ¡es pura adivinanza saber qué fue!
Para poder estudiar la gente del pasado, no hay que olvidar que, a pesar de las diferencias, los hombres de antes eran tan humanos como nosotros. Comían, dormían, se enamoraban, les gustaba reírse, bailar y también tenían que hacer pipí y pupú, ¡igual a nosotros!
Estela en Copán en el siglo XIX
 
 

¿Cómo investiga el arqueólogo un sitio?

Arqueóloga
Primero, el arqueólogo localiza el sitio de interés donde cree poder encontrar huellas antiguas. En ocasiones existen historias sobre algún lugar y otras veces los campesinos encuentran diferentes objetos antiguos al cultivar su milpa.
Después, se mide el terreno y se levanta un mapa detallado del sitio. El siguiente paso es la excavación, es decir, buscar debajo de la tierra los restos arqueológicos. Esto debe hacerse con mucho cuidado, para poder obtener la máxima información posible.
Al encontrar algún objeto, el arqueólogo debe limpiarlo y guardarlo en una bolsa con su correspondiente etiqueta, después de situar en el mapa el lugar exacto dónde lo encontró.
Después se manda el artefacto a un laboratorio o centro de investigación donde se mide, fotografía, dibuja y, si es posible, se le practican unas pruebas químicas que puedan indicar la antigüedad del objeto. Si son huesos, deberán investigar si son de humanos o de animales.
Al finalizar todo este proceso, se guarda bien el artefacto para conservarlo.
Ahora el arqueólogo comenzará a estudiar la información obtenida para formarse una idea sobre cómo vivía la gente en la antigüedad.
Topógrafo
 

¿Son tesoros todos los artefactos?

La mayoría de los artefactos que se encuentran no son tesoros. En las excavaciones se hallan miles de pedacitos de cerámica, pero casi nunca se encuentra una vasija completa. También se encuentran miles de huesos pero la mayoría no es suficientemente especial como para exhibirlos en un museo. ¡Pero esto no quiere decir que no sean importantes! Un huesito de pavo nos cuenta que los mayas criaban estas aves, y el hecho de no haber hallado ningún huesito de pollo quiere decir que los antiguos mayas no conocían el placer de comer un pollo frito de vez en cuando.
Artefactos
 
Huesos
Es información importante, pero no resulta muy interesante ver una exposición en un museo con miles de huesitos de pavo. Por tanto, lo que vemos en los museos es sólo una pequeña parte de todo lo que se ha encontrado. Pero justamente los objetos que no parecen tan especiales, nos pueden dar mucha información acerca de cómo vivían los mayas.
 
 

¿Es aventurero ser arqueólogo?

Indiana Jones
Sin duda, cada arqueólogo te dirá que tiene la mejor profesión del mundo. Y seguramente es interesante dedicarse a revelar los misterios de los antiguos mayas u otros pueblos y cautivador meterse por los túneles debajo de los templos en búsqueda de tumbas escondidas o descifrar glifos mayas. A veces es peligroso cuando se encuentra uno con arañas peludas o culebras venenosas. Puede ser espectacular cuando un descubrimiento puede echar luz sobre un aspecto nuevo de los antiguas mayas.
Pero no cada arqueólogo está buscando un templo importante o la tumba de un rey. Muchas veces el trabajo del arqueólogo es muy aburrido, excavando cientos de pequeñas piezas de cerámica bajo el sol ardiente o la lluvia interminable; o dibujando miles de huesos en el centro de investigación. ¡Pero cada arqueólogo te contará que todo eso vale la pena para poder meterse en la rica historia de los mayas!
Arqueólogo
 

¿Cómo puede ser importante la basura?

Los arqueólogos se sienten muy felices cuando encuentran un lugar donde la gente de antes botaba la basura, porque contiene mucha información. Imagínate que un arqueólogo del futuro descubre nuestro basurero: va a saber exactamente que a nosotros nos gustan los churros, los refrescos, los confites y ¡también que no siempre depositamos la basura donde pertenece!

Basura
Recipiente de cerámica
Pieza de Cerámica
Imagínate las cosas que los mayas botaban en la basura: desperdicios de la comida, juguetes viejos, cerámica rota; chancletas que ya no servían; un collar que se rompió o taparrabos gastados. Pero no toda la basura se ha conservado. De la comida, por ejemplo, sólo quedaron los huesos. Todo lo que era de madera, papel o tela, se pudrió sin dejar huellas. Pero los objetos de piedra, cerámica e incluso algunos de cuero, se han conservado y forman piezas de un rompecabezas sobre la vida de los mayas de antes.  
 

¿Cómo se desarrolló la arqueología en Copán?


Sylvanus Morley
La primera investigación arqueológica en Copán se llevó a cabo en el año 1834. Desde este momento, cientos de especialistas han investigado el sitio. Cada vez que hay nuevos descubrimientos, los arqueólogos obtienen más información.
Los primeros arqueólogos cometieron muchos errores. Por ejemplo, creyeron que las figuras del Altar Q eran astrónomos, mientras que ahora sabemos que son las representaciones de los primeros dieciséis reyes de Copán. No es que los primeros arqueólogos no fuesen inteligentes, sino que simplemente no tenían la información que tenemos hoy ni tampoco contaban con los instrumentos y la tecnología que actualmente utiliza la arqueología.

Cuando los primeros arqueólogos llegaron a Copán, se quedaron impresionados con los glifos que encontraron. Pero no supieron que se trataba de un tipo de escritura. Pensaron que tan sólo se trataba de adornos. Ahora, los arqueólogos ya saben descifrar el 85% de todos los glifos mayas y esto es un logro importante, especialmente porque estos glifos nos dan mucha información, como fechas y nombres de reyes.
Por todo esto, la idea que ahora tenemos acerca de cómo vivían los mayas es muy diferente a la que se tenía hace unos cien años. Pero los arqueólogos todavía no saben todo. Puede ser que mañana se descubra algo que cambie totalmente la idea anterior.

Sylvanus Morley y equipo
 

¿Por qué Copán es un destino turístico?

Desde que se encontraron las ruinas de Copán, este lugar siempre ha atraído visitantes. En un principio llegaron aventureros a explorar la jungla llena de misteriosos edificios. Luego vinieron los hombres de ciencia que investigaron los artefactos y monumentos. Cuando el pueblo de Copán creció y mejoraron las carreteras, comenzó a llegar mucha gente con el sólo interés de ver con sus propios ojos los restos del mundo maya.
Ahora hay miles de visitantes de todas partes del mundo que vienen a conocer el parque arqueológico de Copán. Es un lugar bellísimo para apreciar la cultura maya o disfrutar del ambiente natural. Por supuesto, sigue siendo un lugar donde trabajan los arqueólogos, pero sobre todo se ha convertido en un destino turístico.
Antes, hace mucho tiempo, los visitantes venían en caballo y tenían que cruzar ríos y quebradas y al llegar a Copán pedían hospedaje a los campesinos y compartían su comida. Ahora, los visitantes toman el bus o vienen en carro. Hay hoteles donde pueden dormir y restaurantes donde pueden comer. El pueblo de Copán ha cambiado bastante en los últimos años. Y todo por la herencia de nuestros antepasados. Sino, ¡todos estos visitantes jamás hubieron venido a Copán!

Parque Arqueológico Copán
 

Sabías que…

Tatiana Proskouriakoff
Tatiana Proskouriakoff fue una arqueóloga rusa que trabajó en varios sitios Mayas hace unos cincuenta años. No sólo fue una muy buena arqueóloga, además fue una gran artista. Son famosas sus pinturas con representaciones de cómo antes vivían los mayas de antes.
Los primeros extranjeros que dieron fama al sitio arqueológico de Copán fueron el abogado John Lloyd Stephens y el dibujante Frederic Catherwood que visitaron Copán en 1839. Gracias a sus libros con lindas ilustraciones, mucha gente conoció la belleza de los sitios arqueológicos en toda Centroamérica. Pero la gente de Copán,en este tiempo aún no valoraba mucho al sitio arqueológico. ¡Lo vendieron completo a John Lloyd Stephens por sólo cincuenta dólares!
Dibujo de Catherwood
En el año 1576, el español Diego García de Palacio ya escribió sobre las ruinas mayas al rey de España, Felipe II. Llamó el sitio “Copán”, porqué así se llamaba una aldea cercana.
Al crecer el pueblo, los habitantes lo llamaron San José el Obrero, pero al hacerse famosas las ruinas, la gente, cada vez más se refería al lugar como Copán Ruinas, y hasta el día de hoy, este es el nombre del pueblo y de todo el municipio.